martes, 13 de noviembre de 2007

Migratorias por miles


Uno de los espectáculos más hermosos y conturbadores de estos días, por estas tierras del suroccidente de Londres, es el paso constante de bandadas de cientos y miles de aves migratorias.

Vuelan a media altura, en grupos de diverso tamaño, tratando de no ir de frente contra el viento helado. Su dirección es siempre del nororiente al suroccidente, y se ven por los cielos de Morden al final de las tardes.

No se qué aves son. Por su tamaño pueden ser patos, gansos, cigüeñas, en fin. Pero las que pasan por aquí parecen siempre las mismas. Uno piensa si vienen desde muy lejos, si han descansado, si han podido encontrar el lugar en el que reposaron o se alimentaron el año anterior, si llegarán a su destino. Ellas, empecinadas, llevadas sin freno por un mandato de la naturaleza, buscan tierras menos frías para pasar el invierno y tener sus polluelos.

Muchas de estas aves, según los entendidos, vuelan miles de kilómetros cada vez. Para ir y para regresar. Y se calcula que la mitad de ellas mueren en el esfuerzo.

Bello espectáculo este de la migración de las aves. Motivo de reflexiones. Bien profundas.

2 comentarios:

Álvaro Ramírez dijo...

Muy buenas tus crónicas. Y veo que estás actualizando con mayor frecuencia.
Abrazos

Johansson dijo...

Carlos O.
Fuí el visitante número 600... Cúal es mi premio...? Un abrazo desde la gran distancia... Me alegra tener un corresponsal en Londres, porque me entero de cositas que me van a servir en mi futuro viaje.. Ja!!!! Leí con gusto de lo Doris Salcedo en Generación de El Colombiano, me gusto mucho, porque ya lo había leído en tu blog....