jueves, 18 de octubre de 2007

Piel de gallina que llaman


Ustedes no saben lo que me produce el jazz. No saben porque no se lo imaginan. Yo podría pensar en lo que los conmueve, les corre el piso, los hace sentir que los vellos de las manos se van levantando despacio, fríos. Es más o menos así.

Este jazz que oigo ahora, en este instante en mi cuarto de Londres, en el tranquilo Morden, me recorre sin dejar espacios en mi, sin dejarme casi respirar. Escucho una emisora a través de iTunes y no tengo ni idea de quién es este saxo. Quién lo interpreta, quiero decir. Se me parece al mejor de los saxos, para mi, que es aquel íntimo, sin florituras innecesarias, gangoso, no tan perfecto como el de Coltrane o de Getz, no tan sentimental/comercial como el de Papetti.

Quisiera saber quién es este que se acompaña de piano y batería, discretos, allá, como tras el telón, que me hace retirar de la mesa, que me obliga a dejar el computador por unos minutos y me crea la necesidad de escribirles para contarles que estoy bien, que me arrulla esta canción delicada, honda, típica del jazz de los 50, bien cool, que se me deja ir adentro y me vuelve papilla.

Ustedes no saben lo que me produce este jazz, el buen jazz. El que me gusta. El que escucho desde hace tantos años y el que amo.

Ya lo irán sabiendo.

2 comentarios:

Maritza Sánchez dijo...

Qué bonito. Me dio escalofrío, y no por el inclmente invierno eterno de Medellín. Yo sabía Profe, desde hace rato, cuando desjuiciadamente tomaba sus cursos, que Usted tenía que escribir muy bien para hablar tan bueno. Como que P implica Q, me enseñaban hace años. Yo ya me lo imaginaba. Lo reafirmé cuando incié la lectura virtual de su novela. Pero esto es otra cosa, cuando ya se sabe que no es ficción, ni mezcla de invento con realidad; cuando es realidad clarita, vivencia pura, emoción a través de este blog, ah, leerlo es un placer, es vida. Es pensar Londres no a través de sus textos, si a través de la honestidad de su corazón.

Álvaro Ramírez dijo...

Hermosa entrada. Y Maritza lo sabe expresar mucho mejor que yo.